30 de mayo de 2012

Cierre por jubilación

Mis muy señores y señoras mías,

por la inactividad de este blog puede deducirse que estas mujeres no tendrán más aventuras que contar. Les puedo asegurar que ellas, en su libertad, están felices.

Mientras tanto, pueden disfrutar de otros textos aquí.

Reciban un cordial saludo.

La autora